Realizado por:

Edmundo Castro, Asesor Ambiental

Lesmes Chaves Mesén, Área Ambiental

El proyecto Terminal Pacífico con el que Costa Rica podrá introducir combustibles hidrocarburos en la zona del Pacífico representa un esfuerzo nacional para seguir avanzando hacia un modelo energético que propicie el desarrollo económico socialmente responsable y en armonía con el ambiente.

 El proyecto permitirá diferenciar al país con el resto del mundo, esto bajo el enfoque de inversiones en proyectos asociados con desarrollo económico y seguridad energética para el transporte. Se han planificado minuciosamente las etapas de implementación y operación en términos de las implicaciones para el ambiente, teniendo claro que una reserva de energía en esa región traerá beneficios económicos para el país.

El proyecto de inversión se asocia totalmente con la mejora ambiental y el desarrollo económico. Contando con procesos amigables con el ambiente y atendiendo con seriedad y respeto la legalidad e institucionalidad ambiental requerida por el país, siguiendo toda la tramitología requerida e identificando los impactos ambientales que podrían presentarse en su implementación y operación en su zona de influencia directa e indirecta.

Se han enfocado también los posibles impactos ambientales en el entorno marino costero en el que operará el proyecto, ideando así sus respectivas estrategias de minimización ante el compromiso de mantener y mejorar los indicadores ambientales de los ecosistemas en su zona de impacto, respetando la condición actual de la riqueza biológica de la fauna y la flora terrestre y marina, lo que permitirá monitorear avances en la calidad ambiental.

En el campo climático, el proyecto considera la operación de un modelo energético que propicie un desarrollo socialmente responsable en términos de reducción de emisiones. Por lo que promueve el consumo de Gas Licuado de Petróleo (GLP) para reducir el factor de emisión de Gases Efecto Invernadero en el transporte y por ende que permita apoyar la iniciativa de energías limpias y descarbonización de la economía nacional.

La seguridad energética en el transporte costarricense es otro de los beneficios del proyecto, ya que se evitará el transporte por poliducto desde al Caribe hasta el Pacifico. La reducción en distancia de tuberías se asocia con menor riesgo ambiental por efecto de fugas y otras amenazas, lo que garantiza la existencia de combustible almacenado para la operación energética de la zona costera pacífica.

Ante amenazas climáticas que eviten el trasiego de combustibles desde el Caribe, el proyecto representa una estrategia de seguridad energética para el país, ya que se podrán recibir combustibles en el sector pacífico asegurando la continuidad del transporte nacional.

Lo anterior, refleja un redireccionar del pensamiento económico hacia el respeto ambiental y la seguridad energética en la formulación, evaluación, ejecución y operación del proyecto. Conjugando todo como un reto que se asume para demostrar que las inversiones que realiza el país garantizan retornos positivos en lo financiero, y además garantizan la operación de la economía con responsabilidad ambiental y social.

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy